Cuento: La Rana y sus Dos Hijos

Westiora nete tokori titan jawen bakebo jenebainaiki nii meran kakin, ikaxbi bakebo nonii weameran onpax xeai, paketaitian caballonin jamaniki.

Entrevistador: Carolina Melisa Brito Valeriano.
Entrevistado: Mario Valles

Este es la historia de una rana que tuvo dos hijos bien juguetones. Cuando su madre se fue al mercado a comprar para su alimento diario, les dijo para que no salieran de la casa, porque les pudiera pasar algo peligroso, y corrían riesgo de morir.

Pero después de un rato, los dos hermanos bajaron al río, para tomar agua; en eso pasaba por ahí un caballo de color negro con bastante carga y aplastó a la ranita menor hasta matarla. Ante lo sucedido el hermano mayor se quedó llorando y triste ante tal perdida.

Siendo ya tarde volvió su madre del mercado, al verla el hermano mayor se fue corriendo donde su mamá gritando ¡mamá!  ¡mamá! ¡mamá! Gritó el hermano que en medio de lágrimas le dijo a su mamá: ¡Mi hermano (ranita menor)  murió! ¡Mi hermano fue aplastado por un caballo negro gigante!

Entonces la mamá rana pregunto a su hijo: ¿Qué tamaño tenía el animal?, y empezó a soplarse a sí misma  con fuerza: ¡Fufffffffffffffffff! ¡Fuffffffffffffffffffffffff!  ¡Fufffffffffffffffff!, hasta inflarse.

Y volvió a preguntar a su hijo: ¿El animal que mato a tu hermano era de este tamaño?

El hijo rana le respondió: ¡Nooo! ¡Era más grande!

Entonces la mama rana volvió a soplar, con mucha fuerza: ¡Fuffffffffffffffffffffffffffff! ¡Fufffffffffffffffffffffffffffff! ¡Fuffffffffffffffffffffffffffffff!

Hasta que ya no pudo y reventó: booooommmmmmm!

Y murió la mamá rana. Quedando así la rana mayor, sin su hermanito ni su mama!